Falsos mitos en alimentación, aprende a distinguirlos

Falsos mitos en alimentación, aprende a distinguirlos

Han sido numerosos los alimentos a los que se les han atribuido características y propiedades falsas debido al mito. “Las frutas al final de la comida engordan”, “tomando una nuez por la mañana disminuyo los niveles de mi colesterol”, “me engordan los nervios…” son algunas de las creencias que se mantienen a consecuencia de numerosas fuentes que carecen del más mínimo aval científico. A continuación, te contamos algunos de ellos:

  • Hay alimentos buenos y malos: FALSO, no hay ningún alimento perfecto y completo, ni tampoco hay un alimento perjudicial. El conjunto y la variedad son los que determinan que exista una dieta sana y equilibrada. Lo correcto es establecer las proporciones concretas en el consumo de alimentos que permiten conseguir un peso adecuado, pero garantizando el mantenimiento de una buena situación nutricional.
  • El agua engorda durante las comidas: FALSO, el agua es un nutriente acalórico, es decir que no aporta calorías. Por tanto no engorda ni adelgaza si se toma antes, durante o después de las comidas. Además, el agua es una fuente importante de minerales y electrolitos y un elemento vital para mantenernos correctamente hidratados.
  • Hay alimentos que adelgazan: FALSO, todo alimento aporta calorías, el principal condicionante es la ingesta de los mismos, no hay un alimento concreto, ningún alimento puede hacer perder un gramo por si mismo. Hay que encontrar el equilibrio entre la ingesta y el gasto energético.
  • La fruta después de la comida engorda: FALSO, la fruta tiene las mismas calorías, no engorda porque se tome en un determinado orden, sino porque la cantidad de calorías ingeridas supere las necesidades del individuo. Lo que sí es cierto es que la fruta tiene un alto contenido en fibra, lo que provoca una sensación de saciedad. En determinadas dietas de adelgazamiento lo aconsejan porque se tiene menos apetito en los platos siguientes. Una dieta equilibrada debe incluir el consumo varias piezas al día de fruta, ya que son una fuente importante de vitaminas y minerales.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*